El Presente de la Psicomotricidad

Queremos escuchar y leer a la nueva Generación de Psicomotricistas

Revista de Psicomotricidad

En este espacio Psicomotricistas de distintos lugares del mundo escriben acerca de sus prácticas, conceptos y reflexiones.

Escribiendo acerca del Cuerpo

Revista de Psicomotricidad. Espacio de Experiencias y conceptos compartidos

Información y actualizaciones de nuestra disciplina

Las novedades que van surgiendo en cursos, seminarios y congresos.

Respetando la diversidad de pensamiento y líneas de trabajo

Queremos contar con los referentes de siempre que se muestran generosos con lo que saben y lo comparten.

Psicomotricidad y sus variados campos de acción

En Educación, ámbito Clínico y Comunitario

domingo, 30 de junio de 2013

El Niño Terrible deja la Escuela y viaja a Latinoamérica


Entrevista a Bernard Aucouturier

Bernard Aucouturier constituye una referencia para todo psicomotricista y, como solo unos pocos, merece el trato de “maestro” en esta profesión. Su larga trayectoria profesional está llena de generosas aportaciones, bien sea desde su propia Escuela, en sus apariciones en seminarios y congresos, o en multitud de documentos escritos.
El psicomotricista francés viajó recientemente a varios países de Latinoamérica, Brasil y Argentina entre otros. En una entrevista que cedió a www.revistadepsicomotricidad.com en Buenos Aires, Bernard Aucouturier reflexionó y relató sus ideas sobre Educación, Infancia y Psicomotricidad.
En un momento inicial, cuando se le preguntó acerca del “el niño terrible en la escuela” (en alusión a su último libro) comenzó afirmando que lo original de la infancia es el juego, y que es muy reasegurante ver a un niño  jugar,  porque es su manera de decirse profundamente y su forma de entrar en relación con el mundo exterior.
Según sus palabras no es lo mismo hablar de “un niño difícil en la escuela” y  de “un niño difícil y la escuela”, destacando alguna diferencia:
El niño o niña difícil en la escuela, según Aucouturier, tiene dificultad con a la escuela. Acá, el psicomotricista se plantea que el problema es la institución escolar en función de:
·        Las relaciones con los docentes y las docentes.
·        La Pedagogía
·        Los contenidos
Dice Aucouturier que las esferas de lo escolar son opuestas de este niño, ya que no tiene ni la disponibilidad, la facilidad, ni el placer, de adaptarse a ella. La Pedagogía es tan rígida que puede provocar que se vean en dificultades en la escuela.
Por otro lado, Aucouturier habla del niño o niña que es difícil y la escuela. Es decir,  que también lo es en el ámbito escolar, en el mundo exterior y para la familia. Como ya se mencionó, en su último libro usa el término “Terrible” (nominación que es usada por los docentes)  para poder reflexionar sobre los problemas de comportamiento y aprendizaje de  ciertos niños que “se salen de la norma”, cuya  convivencia en el marco escolar es extremadamente complicada y presentan  actitudes de negación y oposición, llegando a poner “fuera de sí” a los maestros.


El  niño  se transforma en alumno.


Resultó interesante que Bernard Aucouturier  diera cuenta de que la condición de “ser alumno” es una construcción social donde es necesario pensar las condiciones que son necesarias para que un niño   pase   a un estado de alumno. Para ello hace falta un recorrido de maduración psicológica y que pueda distanciarse de su subjetividad. Descentrarse, para acceder a la percepción de relaciones más objetivas del mundo exterior. El pasaje de la subjetividad a una cierta objetividad, que le va a permitir al niño   tener una mirada más racional y más objetiva sobre el mundo exterior. Ese   largo recorrido de maduración debe ser ayudado por la familia y también por los  docentes.
Se trata de que el niño pueda acceder a una distancia con respecto a su propia historia y a su subjetividad. Pero lo que ocurre frecuentemente con los docentes en las escuelas, es que respetan muy poco la subjetividad, y “bombardean” a los niños con actividades cognitivas cuando no están listos. Estas actividades escolares suponen una descentración tónico emocional, o sea, una puesta entre paréntesis de su intensidad emocional para que pueda acceder al conocimiento.  Para ayudar al niño   a poner entre paréntesis sus emociones, es necesario darle un lugar para que él pueda manifestar sus emociones a través de aquello que es del orden de lo simbólico. Y esto no se tiene en cuenta en la escuela.
Cuando habla del ingreso a la escolaridad, a la escuela maternal, el psicomotricista habla de condiciones esenciales, como respetar al niño  para que pueda vivir experiencias de descubrimiento, creación y actuar libremente. En un encuadre de seguridad  dado por el espacio pero también por las personas, una seguridad material, relacional y afectiva para que niño pueda también jugar. Sabiendo que el juego es un proceso de reaseguramiento profundo. Es la simbolización de una historia,  o sea, simboliza la subjetividad del infante. Esto le permite sentirse seguro para luego estar disponible para los aprendizajes escolares. La seguridad es fundamental para acceder a la actividad y al aprendizaje escolar.
Cuando se le preguntó qué sucede con el cuerpo del niño en el ingreso escolar, Aucouturier manifestó que en ese momento todo depende de si anteriormente estuvo con su familia o fue a la guardería previamente. En este ingreso es fundamental que las educadoras   de la guardería o jardín maternal puedan ajustarse a las posibilidades de los niños y no apurar nada en su actividad, porque deben sentirse, fundamentalmente antes de los tres años, en seguridad. Por otro lado, debería existir una continuidad con el segundo ciclo del nivel inicial, no sólo a nivel lógico respecto a la calidad en la relación sino también en la calidad de los intercambios.
Hay un factor muy importante que es la calidad de los cuidados que se les ofrecen a los pequeños, que le permitirán sentirse seguros. Cuando una persona cuida a un niño, no debe invadirlo, tiene que compartir los cuidados con los niños y a su vez dejar que   puedan actuar sobre la persona que lo está educando. La calidad de los cuidados implica un intercambio permanente con la docente,  le permite a los niños  apropiarse de la calidad tónica, afectiva y vocal, que recibe del otro a través de estos intercambios corporales. En ello está implicada la base de la seguridad.
El niño se siente seguro porque tiene la seguridad del otro en sí. Y esto es condición esencial para vivir al educador de un modo cálido a través de la ternura.
El intercambio es la base de la ternura y es un dialogo tónico emocional vivido a través de las interacciones en el cuidado compartido. Así le podemos dar a los pequeños la posibilidad de abrirse al mundo de actuar en el espacio en relación a la historia de sus  intercambios porque cuando están presente los cuidados hay una atenuación de la agresividad y de la pulsionalidad. Ahí hay continencia y  está en función del intercambio.
Ante la cuestión planteada sobre la recepción de los niños en el inicio de su escolaridad, plantea que el clima que puede ser vivido con tensión por los docentes debido a la angustia del niño, Aucouturier explica que los docentes no están suficientemente formados en esta posibilidad de recibir e intercambiar con los niños. Hay poca o nula escucha para lo que viene del cuerpo del niño. Por supuesto, esta situación va a tener consecuencias negativas, ya que dará lugar a la inseguridad, que se traduce en comportamientos excesivos, descargas emocionales, agresividad, y por un rechazo al aprendizaje.
 En las exigencias de la escuela actual hay muy poca comprensión acerca de qué es un niño y no se tiene en cuenta que no puede haber aprendizaje sin seguridad. El psicomotricista sostiene que es por eso que hay tantas dificultades de aprendizaje en el sistema actual. 
Esta reflexión le llevó a asegurar con firmeza que es necesario repensar la futura formación docente, para que puedan aprender a reflexionar sobre sí mismos y  la relación con el aprendizaje.
“No podrá haber avances en la educación si no hay una reflexión sobre la formación de los docentes”.
Con esta frase, nos indica que la escuela tiene que cambiar en un futuro, desde la formación docente hasta la propia Pedagogía. Actualmente es el maestro el que tiene el poder y el saber, incluso en la universidad. Como ejemplo nombra al sistema educativo francés, ya que sigue funcionando igual que hace cincuenta años o más.
“Nada ha cambiado”- señala, “no se puede continuar de ese modo”
Pero, ¿cuál es la forma contrapuesta a esta situación actual? El niño tiene que ser el centro del dispositivo educativo. Es necesario darle una gran importancia a su experiencia, al descubrimiento, a la creación personal, individualizando la enseñanza.
El rol del docente debe ser el de ayudar al niño o la niña a hacer surgir sus pensamientos, sus ideas y conceptos, para que pueda progresar a nivel cultural.  O sea, partir de la subjetividad y la experiencia, ayudarlos  a estructurar el pensamiento, cambiando el paradigma del “el docente y su saber” por “el niño y su experiencia”.   
Especialmente en la escuela primaria, va a haber niños y niñas que manifiesten intereses particulares por la Lengua, las Matemáticas, las Artes… En ese momento deberán acudir a las aulas los especialistas, científicos, artistas, comerciantes, con el fin de explicar los distintos cuerpos de conocimiento y sus distintos aspectos. Sabiendo que es necesario que el infante pueda aprender cosas básicas, como lectura, escritura y bases elementales de cálculo matemático.
El  docente  tiene que ser necesariamente una persona cálida en relación al niño , con una sensibilidad emocional, pero que también muestre actitudes de firmeza en ciertas ocasiones. Aucouturier cree que hace falta una actitud firme cuando se produce la transgresión de algún límite. Actitud cálida y sensibilidad emocional se conjugan con el aspecto de firmeza en determinados momentos. Asegura que, para cualquier especialista en infancia, cuanto más cálido se es con un niño o niña y más disponible se encuentra a sentir sus emociones, tendrá menos necesidad de imponer límites en el comportamiento.


La disponibilidad familiar versus la disponibilidad tecnológica.


El Psicomotricista, también habló de los usos de la tecnología en la infacia. Le parece que, en general, los padres y madres están cada vez menos disponibles a una relación de seguridad para con sus hijos, por diferentes razones: porque sus condiciones de vida les producen estrés, porque hacen muchas cosas en la rutina diaria y tienen muy poco tiempo para dedicarle al niño. Al no dar tiempo a sus hijos  se pueden encuentrar en una situación estresante de inseguridad, en relación a la vida familiar, en relación al aspecto social y económico de su familia. Y esto se traduce siempre en excesos a nivel corporal, sea por una inestabilidad motriz o por una inhibición de la acción.
Ante la cuestión “qué sucede con ciertos niños o niñas frágiles”, responde que son puestos delante de la televisión y objetos electrónicos mucho antes de los tres años, identificándose y apropiándose de la calidad de las sensaciones y de las acciones de los personajes de la televisión y, en consecuencia, produciéndose una despersonalización. Y entonces no son ellos en su cuerpo, en sus emociones ni en su subjetividad. Eso es grave para los niños y niñas frágiles porque se mueven en el espacio con esos gestos exactamente idénticos a sus personajes favoritos de la televisión.
Entre las acciones de los padres y madres que provocan incertidumbre en la infancia Aucouturier cita  su propia inseguridad, el mal uso de las computadoras y videojuegos, y un exceso de aprendizajes cognitivos como compensación por la falta de tiempo. Por ejemplo, hay familias que cuando el niño está libre lo ponen en tenis, inglés, teatro, fútbol… Entonces no tiene más derecho a soñar; no tiene el derecho de estar libre y no hacer nada. Está invadido. Al no tener tiempo, ni relación afectiva con sus hijos, los padres tratan de compensar  ordenándoles el máximo de actividades. Pero esto es una manera de atenuar su propia angustia. Escuchamos que los padres y madres dicen “pero nosotros hacemos un montón de cosas por ellos”. En realidad hacen “demasiado”.


El juego espontáneo: una oportunidad para la escuela del futuro.


Estamos en una escuela donde priman los aprendizajes de las materias escolares, pero lo propio del niño es el juego espontáneo. El psicomotricista describió algunas situaciones en las que algunos familiares le preguntan acerca de la importancia de la práctica psicomotriz:
“¡mi hijo juega en la calle! ¿Y entonces para qué hacen la práctica psicomotriz?”
En general, ve como algo muy positivo que se juegue de forma libre en la calle, en una plaza, en un bosque o en la escuela; más aún si el adulto juega con ellos. Pero la práctica psicomotriz es una actividad que, aunque parte de la misma libertad y espontaneidad en el juego, se encuentra encuadrada en un espacio, en un dispositivo, una relación y con unos objetivos. Este encuadre permite al niño o la niña progresar a nivel psicológico, acceder a juegos de reaseguramiento profundo y desarrollar sus procesos de mentalización.
La mayor parte de los niños y niñas que han participado en la práctica psicomotriz durante su período en la escuela maternal, según sus observaciones, son mucho más disponibles y creativos, y también más abiertos que los que nunca tuvieron esa oportunidad. Disponibles para recibir y para crear: para recibir todo tipo de actividad y adquirir conocimientos culturales; para generar conocimiento y compartirlo con los demás. En conclusión, hace falta enseñar a los enseñantes la práctica psicomotriz, especialmente en la escuela maternal y en la guardería que la oportunidad de mejorar el sistema educativo pasa por enseñar la Psicomotricidad basada en el juego libre y espontáneo.
El Niño Terrible (aludimos a su libro con total admiración y afecto) ha vuelto a dejar una huella imborrable en Latinoamérica. El equipo de www.revistadepsicomotricidad.com le desea un buen viaje de vuelta y que regrese algún día con nuevas reflexiones. 




Equipo en Argentina

Entrevista: 
Mady Alvarado.  Profesora de Nivel Inicial y Técnica en Psicomotricidad. 
Traductora: 
Graciela Tabak. Licenciada en Psicomotricidad.   
Colaboradora:
María Eugenia Zanardi. Profesora de Nivel Inicial y Técnica en Psicomotricidad.   
Responsables de la redacción:
Carlos Caraballo Lozano (en España) Licenciado en Psicopedagogía. Psicomotricista
Mady Alvarado. Profesora de Nivel Inicial. Técnica en Psicomotricidad.


Nota: La entrevista fue cotejada por el Señor  Bernard Aucouturier y aprobada para su publicación.

miércoles, 26 de junio de 2013

CURSO ESPECIALISTA EN PSICOMOTRICIDAD RELACIONAL



El Servicio de Psicomotricidad de la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna es un espacio dedicado, desde hace más de veinte años, a la docencia, la investigación, la evaluación y atención psicomotriz a niños y niñas con y sin discapacidad, estos últimos en el marco del Convenio de Colaboración entre la Universidad y las Asociaciones de padres y madres con hijos discapacitados.
Es un servicio de la Facultad de Educación, coordinado por los profesores MiguelLlorca Llinares y Josefina Sánchez Rodríguez, del Dpto. de Didáctica e Investigación Educativa, que cuenta con la participación de quince profesionales egresados de diferentes titulaciones (Pedagogía, Psicopedagogía, Magisterio, Psicología y Logopedia) con especialización en Psicomotricidad.

CURSO ESPECIALISTA EN PSICOMOTRICIDAD RELACIONAL

OBJETIVOS
  • Conocer y comprender el objeto de estudio de la psicomotricidad relacional.
  • Identificar factores de riesgo para el aprendizaje y el desarrollo socioafectivo en la población infantil.
  • Adquirir los conocimientos y aptitudes necesarias para diseñar una práctica creativa ajustada a las características de los sujetos con los que se interviene.
  • Desarrollar la disponibilidad corporal y la relación tónico-emocional  de manera que ayude al otro a expresarse y a evolucionar de manera saludable en su entorno.

DESTINATARIOS

El curso de Especialista en Psicomotricidad Relacional está orientado al alumnado cuya formación, según las normas de acceso del apartado siguiente, se refiera al ámbito de la Pedagogía, Psicopedagogía, Psicología, Magisterio o Fisioterapia, atendiendo al baremo de selección del punto siguiente.

ACCESO

Podrán acceder, como norma general, quienes cumplan los siguientes requisitos:
  • Estar en posesión de un título universitario oficial de Grado, otro expresamente declarado equivalente o un título universitario oficial conforme a sistemas de educación universitaria anteriores al establecido en el Real Decreto 1.393/2007, de 29 de octubre (B.O.E. nº 260, de 30 de octubre).
  • Estar en posesión de un título propio de grado de Diploma Universitario de la Universidad de La Laguna, o equivalente de otra universidad.
  • Acreditar haber superado al menos 180 créditos ECTS correspondientes a enseñanzas oficiales e grado. En este caso, se precisará la autorización rectoral, previa solicitud razonada de la dirección académica del título propio. Además, se deberán finalizar los estudios de grado antes de la expedición del título propio, que no se expedirá mientras no se acredite el haberlos finalizado.
  • Además, podrán acceder, de manera excepcional, quienes acrediten una notable experiencia profesional en el campo de las actividades relacionadas con el título propio. Se precisará de autorización rectoral, previa solicitud razonada de la dirección académica del título propio e informe favorable de la Comisión de Estudios de Posgrado.
  • También tendrán acceso a estudios conducentes a la obtención de títulos propios de posgrado de la Universidad de La Laguna quienes acrediten  estar en posesión de una titulación extranjera de educación superior homologada o equivalente a los correspondientes títulos españoles oficiales de grado. En este último caso, no se requiere la homologación de dicho título, sino la previa comprobación que faculta en el país expedidor del mismo, para el acceso a estudios de posgrado. En este caso, se requerirá la autorización rectoral, previo informe de la Comisión de Estudios de Posgrado.

BAREMO DE SELECCIÓN

  • Experiencia profesional en psicomotricidad: 0,25 puntos/año de trabajo, hasta un máximo de 1 punto.
  • Cursos de formación en psicomotricidad (mínimo de 20h): 0,25 puntos/año de trabajo, hasta un máximo de 1 punto.
  • Haber cursado la asignatura de Educación Psicomotriz: 0,5 puntos.
  • Asistencia al Seminario de Formación Permanente en Psicomotricidad: 0,5 puntos/año de asistencia, hasta un máximo de 2 puntos.

PLAN DE ESTUDIOS

DESGLOSE CURRICULAR DE LA TITULACIÓN
ASIGNATURA
TIPOLOGÍA
CRÉDITOS
CARÁCTER
Fundamentos de la
Psicomotricidad Relacional
Obligatoria
2
Cuatrimesttral
Desarrollo del aparato psíquico
Obligatoria
2
Cuatrimestral
Formación Personal I
Obligatoria
3
Cuatrimestral
Formación Personal II
Obligatoria
3
Cuatrimestral
Practicas Externas:
Observación de Casos
Obligatoria
2
Cuatrimestral
Memoria Final
Obligatoria
3
Cuatrimestral
Psicomotricidad y Necesidades Educativas Específicas
Optativa
1
Cuatrimestral
Investigación cualitativa en psicomotricidad
Optativa
1
Cuatrimestral


CALENDARIO DE IMPARTICIÓN DE LAS ASIGNATURAS
DOCENCIA PRESENCIAL
TRABAJO AUTÓNOMO
TEMPORALIZACIÓN
FECHAS
HORARIOS
Presentación
del Curso

 7 de Septiembre de 2013  
A las 10 horas
Formación Personal I
(Leopoldo Viera)
Elaboración del diario de prácticas
 9-13 de Septiembre
de 2013
De 15 a 18 horas
y de 18 a 21 horas
Fundamentos de la Psicomotricidad Relacional
Síntesis y Reflexión sobre
 los contenidos del curso
9-13 de Septiembre
de 2013
De 9 a 13 horas
Practicas Externas:
Observación de Casos
Elección del seguimiento del grupo
Presentación final del Informe
Del 4 de Octubre de 2013
al 28 de Febrero de 2014
Seminario Presentación
4 de Octubre
A las 17 horas
Investigación Cualitativa en Psicomotricidad
Elaboración de un informe de observación
 18-19 de Octubre de 2013
De 17 a 21 horas
y de 9 a 15 horas
Psicomotricidad y
Necesidades Especiales
Detección de las necesidades del caso elegido Búsqueda Bibliográfica
 8 de Noviembre de 2013
De 17 a 21 horas
 9 de Noviembre de 2013
De 9 a 15 horas
Desarrollo del
Aparato Psíquico
Síntesis y Reflexión sobre los contenidos del curso
10-15 de Marzo de 2014
De 9 a 13 horas
Formación personal II
(Anne Lapierre)
Elaboración del diario de prácticas
3-7  de Marzo de 2014 (Carnaval)
De 9 a 12 horas
y de 14 a 17 horas
Trabajo fin de Curso
Elaboración de un Informe
y presentación sobre el estudio de un caso
20 al 22 de Marzo de 2014
De 16 a 21 horas
Convocatorias de Examen

24 de Marzo del 2014
A las 9 horas
31 de Marzo del 2014
A las 17 horas
Clausura del Curso
Evaluación del curso
1 de Abril de 2014
A las 19 horas

miércoles, 19 de junio de 2013

LA FORMACIÓN DEL PSICOMOTRICISTA EN CHILE


MARCELA HERNÁNDEZ LECHUGA

   La Psicomotricidad en Chile ha tenido un camino que lleva poco tiempo y que poco se sabe de él. Este artículo pretende relatar la historia de la formación en psicomotricidad en Chile, ya que en los próximos años se irá incrementando el interés por este tema y se incluirá dentro de proyectos institucionales que necesitarán formaciones y formados en psicomotricidad.
   En nuestro país no existe una historia o recopilación de datos sobre el nacimiento de la psicomotricidad, tampoco existe la carrera de pregrado, lo que hace que este artículo se convierta en un relato de los datos recopilados en una búsqueda personal de hitos que contribuyan a nuestra historia psicomotriz. ¹
   Aún en Chile estamos en la etapa de explicar que es la psicomotricidad, ya que desde siempre se ha manejado el concepto relacionado con el desarrollo psicomotor y que viene directamente de la definición de Duprè, conociéndose como: desarrollo psicomotor y que últimamente se trabaja como el desarrollo infantil integral.
   Desde nuestra formación en el diplomado de CICEP y desde las diferentes y nacientes formaciones, en el último tiempo se ha presentado a la psicomotricidad como una disciplina de especialización, en la que el psicomotricista es un mediador corporal, entre el desarrollo y la expresión del otro, donde el psicomotricista se vuelve un agente disponible y facilitador de la expresión del otro.
   La historia de la formación en psicomotricidad en Chile tiene la siguiente historia:
  En muchas universidades se imparte como asignatura, creando una situación ambivalente entre los dos términos antes definidos, lo que ha llevado a creas situaciones de confusión en todos los profesionales relacionados con el desarrollo infantil. Incluso hay situaciones en que desde la asignatura de psicomotricidad se quieren formar psicomotricistas, en una especie de una profesión dentro de la otra.
   En el año 1986, llega a Chile la primera docente con algunos cursos de psicomotricidad realizados en Francia. En ese año se instaura el primer proyecto de psicomotricidad en una institución educativa: La Institución Teresiana.
   En el año 1992, aproximadamente, la DIGEDER, Dirección Nacional del Deporte, organiza una capacitación con Bernard Aucouturier, en la que se capacitó a profesionales de la Educación física.
En el mismo año, se dicta, hasta donde pudimos averiguar, el primer curso en una universidad de Psicomotricidad Operativa en la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE.
   A nivel de formación de pos-título cinco instituciones han impartido diplomados, todos estos diplomados han sido dirigidos por psicomotricistas formados en el extranjero y tienen una malla curricular específica de la psicomotricidad educativa: ²
·   Universidad Católica del Maule (2000-2001) creó el primer Diplomado en Psicomotricidad Educativa. Formación que contaba con el convenio entre la Universidad Católica del Maule y la Universidad de la República de Uruguay. Esta formación tuvo un año de duración.
·        Universidad del Pacífico (2009-2010) Fue la primera formación en una universidad privada y tuvo dos años de duración.
·         Universidad Diego Portales (2007-2007) esta formación fue la primera que se enfoco en la Psicomotricidad Operativa y no se volvió a impartir luego del año 2007.
·     Universidad Finis Terrae (2011-2011) Es una nueva manera de trabajar la psicomotricidad, trabajando y profundizando las actualizaciones de la psicomotricidad.
·  CICEP (2005-2011) nuestra empresa ya tiene 7 generaciones de 121 profesionales formados en psicomotricidad Educativa. Se han instaurado con este diplomado aproximadamente 50 salas de psicomotricidad en diferentes instituciones educativas y de la salud.
   A nivel legal, se han formado dos Asociaciones gremiales bajo el alero del ministerio de Economía y Fomento:
   El 21 de Enero del 2008 se fundó la Asociación de  Psicomotricistas de Chile. Su presidenta es la Sra. Patricia Nieto.
   El 2 de Abril del 2011 se forma la Red Chilena de Psicomotricidad. Su presidenta es la Sra. Karina Monrroy.

Nuestra formación en el diplomado:
Paradigma:
   La historia de nuestro diplomado es como el desarrollo de un niño o niña, ha ido evolucionando de menos a más. Se han integrado herramientas, metodologías y técnicas en la medida que han sido necesarias. Pero siempre bajo el mismo paradigma: nos hemos planteado para nuestra formación y que no es fácil mantener frente a paradigmas opuestos en la educación y la salud,  está basada en que el desarrollo infantil es integral y que debe ser nuestro centro de observación, escucha  e intervención. Que se debe respetar, tener fe y altas expectativas frente al desarrollo infantil y las competencias a desarrollar durante este proceso. Que debemos estudiar, analizar e investigar las problemáticas que enfrenta el desarrollo y no emitir juicios a las dificultades que presenta:
   “El desarrollo psicomotor es un proceso evolutivo  neuropsicoecobiomotor con un base filo y  ontogénica que necesita de un ambiente sano, activo para poder evolucionar y desarrollar todo el potencial posible. Este proceso evolutivo se evidencia en competencias y habilidades para la vida y presenta dificultades cuando estas evidencias no pueden adecuadas a las propuestas del entorno. Estas dificultades pueden ser provocadas por un problema de salud, emocional o del medio en que esté inserto el niño o niña que entorpezca, detenga o retrase este proceso. La cultura, la pobreza, el dolor, el hambre, la falta de amor, el abandono, enfermedades y otros pueden detener o relentar este proceso”. Hernández, M. 2011.
Malla curricular
   Hemos creando una malla curricular de formación adecuada a las necesidades del profesional que se forma y ajustada a las necesidades del medio escolar y de la salud. Esta malla es para profesionales, o estudiantes de último año de carreras relacionadas con el desarrollo infantil. Por esto, no ha sido fácil ajustarla, ya que llegan profesionales de la educación y de la salud y la malla tiene que equilibrar conocimientos diferenciados entre ambos mundos. Además, la malla tiene la intención de poder insertar el proyecto de psicomotricidad en los proyectos educativos y de salud de nuestro país.
   CICEP, obligatoriamente, tiene una práctica constante de intervención, punto fundamental de la psicomotricidad: tanto la directora como las ayudantes del diplomado trabajan en psicomotricidad educativa, reeducativa y terapéutica. Contamos con dos salas de psicomotricidad: Centro de apoyo al aprendizaje instalada en nuestro centro de operaciones, donde se trabaja con niños que en su mayoría tienen trastornos de aprendizaje, del desarrollo o patologías como déficit cognitivo, Síndrome de Asperger y otros. Otra sala de psicomotricidad esta en la ONG Grada, donde se interviene con niños y niñas de 2 a 4 años y que han sido vulnerados sus derechos.  
Módulos curriculares de formación:
   La psicomotricidad, su historia, evolución y práctica es el punto de partida de nuestra formación. Esto necesita una profunda reflexión y encuadre por la historia de confusión que trae:
   “La psicomotricidad es una técnica de mediación corporal, que necesita una formación específica para los psicomotricistas,         cuyo rol es comprender y acompañar la expresividad  infantil y escuchar cuando y             porqué esta expresividad esta conflictuada en relación a sí mismo, a los otros y a los elementos del ambiente. Intentamos potenciar las competencias propioceptivas  para que evolucionen hacia las competencias de representación y de creación autónoma de pensamiento.” Hernández, M. 2011.
   El segundo módulo es el de Evaluación y observación psicomotriz. Teniendo en cuenta que es una moda el etiquetar y enjuiciar el movimiento de los niños y niñas, nuestra definición de evaluación psicomotriz es poder detectar dificultades en la línea evolutiva y expresiva y su relación con las dificultades de aprendizaje. Intentamos hacer formal una observación de la expresión y sus dificultades y tenerla de punto de partida de una intervención. A esto debemos enlazar el módulo de Desarrollo infantil integral, donde incorporamos todas las tendencias, paradigmas y teorías sobre el desarrollo. En este tratamos de equilibrar a nivel conceptual los contenidos a nivel educativo y de salud. Es este punto uno de los más dispares en estos dos ámbitos.
   El de desarrollo psicológico, Neuroaprendizaje y neurociencias es fundamental para entender desde la educación y la salud el desarrollo emocional infantil. En este módulo trabajamos autores que aún no son contenido de carreras de pregrado y que están relacionados con el concepto del juego y la expresión.
   Otro módulo es el de formación personal y corporal específica del psicomotricista, como parte de la construcción del rol del psicomotricista. Se intenta un reconocimiento del cuerpo del propio diplomando a través de la reflexión de su expresión y de la vivencia del placer sensoriomotor. “Por eso debe conocer su expresividad psicomotriz para poder decodificar la expresividad psicomotriz del otro en el marco de los diferentes niveles de intervención psicomotora. La formación por vía corporal debe dirigirse a construir el rol del psicomotricista: debe dotarlo de herramientas para entender al otro en su expresividad tónico-emocional, en codificar, decodificar y dar sentido a las señales del cuerpo, del gesto y del hacer del otro. (Mila, 2008, 157)
   Por ese rol, hemos incorporado el 2005, otro módulo: la Experiencia de aprendizaje Mediado, metodología de Feuerstein. En este modulo hemos incorporado de manera estructurada la metodología, principios y criterios de la mediación dentro del rol del psicomotricista.
Aparte de los contenidos teóricos y prácticos de nuestra formación, es fundamental la Práctica, que es un espacio en que los diplomandos deben instaurar un proyecto de psicomotricidad: sala de psicomotricidad (40 horas), evaluación y relación con la institución. Esta práctica es significativa, porque los proyectos instaurados han ido quedando dentro del currículum y del proyecto institucional.
   Las metas para nuestro diplomado para este 2012 es: la investigación, para lo que se ha creado un equipo que realizará una propuesta de investigación que debe ser publicada como resultado de esta.
   Entonces, nuestra formación tiene módulos que tienen una correlación de formación que se debe cumplir en psicomotricidad: teoría, práctica, formación específica del psicomotricista, horas y evaluación y ahora hemos integrado la investigación.

LA PSICOMOTRICIDAD EN CHILE Y SU ENCUADRE DENTRO DE LA LEY

   La psicomotricidad como técnica puede estar incorporada dentro de los planes curriculares y de programas de inclusión y discapacidad. Aunque no llegará a ser una carrera de pregrado aún, por la estructura de la ley educativa de Chile.
   A nivel de preescolar y pese a no ser obligatoria aún en Chile³, las bases curriculares de educación parvularia, del 2002, promueven el desarrollo infantil a nivel escolar y la psicomotricidad se ajusta completamente a este currículum.
   Por otro lado, en el ámbito de la salud y la educación, Chile Crece Contigo es un Sistema de Protección Integral a la Infancia que tiene como misión acompañar, proteger y apoyar integralmente, a todos los niños, niñas y sus familias, a través de acciones y servicios de carácter universal, así como focalizando apoyos especiales a aquellos que presentan alguna vulnerabilidad mayor.
   Forma parte del Sistema Intersectorial de Protección Social (ley 20.379) y está en línea con los compromisos asumidos por el Estado de Chile al ratificar, en 1990, la Convención Internacional sobre los   Derechos del Niño. Esta es una ley que cumplió con deudas que tenía la ley con la primera infancia, se construyeron salas de estimulación temprana y se le dio mayor importancia al desarrollo infantil integral, pero sin un profesional idóneo para su potenciación, pero si con muchos profesionales que se han capacitado para poder insertarse en este campo laboral y la psicomotricidad se ha constituido en una herramienta indispensable para este intervención. 
   Por otro lado, existe una Normativa de educación especial, que habilita a la psicomotricidad estar presente como herramienta curricular que permite un trabajo integral en la discapacidad y dificultades del desarrollo y la cognición.
   Decretos e instructivos vigentes que norman la Educación Especial:
Integración Escolar de alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales.
     Decreto Supremo Nº 01/98: Integración Social de las personas con discapacidad.
     Instructivo Nº 0191 Proyectos de Integración Escolar.
     Discapacidad Visual: Decreto Exento Nº 89/1990: Planes y Programas.
 Discapacidad Auditiva: Decreto Exento Nº 86/1990: Planes y Programas.
Discapacidad Motora: Decreto Supremo Nº 577/1990: Normas técnico pedagógicas.
Discapacidad por Graves Alteraciones en la Capacidad de Relación y Comunicación: Decreto Supremo Nº 815/1990: Planes y Programas.
Conclusiones:
   La psicomotricidad en Chile aún está en sus comienzos y tiene muchos desafíos y caminos que recorrer.
Por la estructura legal de la educación, demorará un tiempo ser formación de pregrado y es la formación de postgrado la alternativa de formación.
   La ley permite, justamente, que la psicomotricidad sea una formación para profesionales y que estos sean los que con sus proyectos y trabajos difundan la psicomotricidad y su necesidad.

NOTAS
¹  Este es un artículo basado en referencias históricas no publicadas formalmente en Chile, corresponde a una investigación personal de la autora.
²  Hay otras instituciones que han impartido cursos que llevan el título de Psicomotricidad, pero no cumplen con la malla curricular correspondiente a esta.
³  Está considerado de parte del estado, el tener la cobertura total de educación de párvulos para niños de 4 a 6 años para el año 2018.

BIBLIOGRAFÍA:
Mila, J. (2008). De profesión psicomotricista. Buenos Aires. Editorial Miño y Dávila.
Programa Chile Crece Contigo, 2011. Santiago. http://www.crececontigo.gob.cl/
Bases curriculares de educación parvularia. 2000. Ministerio de Educación. www.mineduc.cl
Hernandez, M. 2011. Apuntes diplomado en Psicomotricidad Educativa. Santiago.

RESUMEN: Este Artículo tiene la intención de poder describir la historia y desarrollo de la formación de los psicomotricistas en Chile. Desde los comienzos de la psicomotricidad como intentos de capacitación y luego como formaciones en diferentes instituciones. Todos los datos son lo que hemos podido recopilar como CICEP. Es un recorrido histórico de la psicomotricidad Chilena, con todos los elementos e instituciones que la historia implica.

PALABRAS CLAVES: Formación, psicomotricista, evolución, diplomado, paradigma, proyecto, historia.

ABSTRACT: This article has the intention  of describing the history and development of psychomotor training in Chile since  its begining  psychomotrocitist  training  in institutions  and then as training in educational centers.. All the data  we present has  been gathered  as ICCPE. It is an historical overview of the Chilean motor skills, with all the elements and institutions that the story implies.
KEY WORDS: Training, psychomotor development, diploma, paradigm, project history.


DATOS DEL AUTOR: Marcela Hernández Lechuga, Profesora de Educación Física (Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación) Psicomotricista formada en la Universidad de Barcelona. Especializada en Modificabilidad cognitiva, Metodología de Feuerstein, INDESCO, Universidad central, 2006, Chile. Docente de las Universidad Mayor y Universidad del desarrollo. Directora académica de CICEP, Santiago, Vicepresidenta de la Red Chilena de Psicomotricidad, 2011, integrante de docentes de psicomotricidad de Punta del Este, 2006. Asesora de diferentes proyectos del estado de Chile: Ministerio de Educación, 2005-2008, Fundación Integra, 2004. Relatora Nacional e internacional.